fresh menu leftfresh menu right
Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Fedepalma reitera preocupación frente a negociación con Farc y pide apoyo real al cultivo

 

Jeans Mesa DishingtonCon un tímido apoyo al buen término del proceso de paz que adelanta el gobierno, la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, Fedepalma, declaró que sus afiliados son amigos de alcanzarla, pero reiteraron que la incertidumbre y las preocupaciones rondan al sector porque “falta mucha información y el sector rural es el único sector económico que se incluyó en la negociación”.

El presidente del gremio Jens Mesa Dishington, habló en la inauguración del Congreso del gremio y reconoció que a los empresarios del campo no se les escapa “que el agro es protagonista en la etapa del post conflicto” tras más de 4 años de negociación con las FARC y pidió claridad sobre el clima de inversión para que sea motor de crecimiento y del desarrollo para el país.

El dirigente hizo un análisis de los abruptos cambios en el ámbito mundial en el 2015 por los precios del petróleo que cayeron por debajo del USD 40 por barril; los altibajos y deterioros en las cotizaciones de los commodities de aceites y grasas, además de las consecuencias que empiezan a arrojar la firma del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés) por parte de las principales economías del pacífico; junto a las preocupaciones sobre el  Cambio Climático para mitigar la emisión de gases de efecto invernadero.

A lo anterior, según el directivo, se suma el hecho que la agroindustria de la palma de aceite enfrenta una creciente competencia en el mercado local, resultante de los Tratados de Libre Comercio (TLC´s) que suscribió el país en los últimos años y por consiguiente, ese es otro de los grandes desafíos que enfrenta el sector como es reducir sus costos de producción para incrementar su competitividad.

Reconoció Mesa Dishington que aunque Colombia continúa mejorando sus niveles de productividad, hay países que lo superan y mostró cifras de países como Guatemala en Centroamérica, además de países asiáticos que han desarrollado el monocultivo como fuente de inversión, empleo, bienestar y divisas.

En 2015, dijo el presidente ejecutivo de Fedepalma, el rendimiento de aceite de palma en Colombia fue de 16,6 toneladas de fruto de palma y de 3,4 toneladas de aceite por hectárea; pero este nivel está aún por debajo de países líderes como Indonesia y Malasia, que alcanzaron en promedio 19 y 18,5 toneladas de palma de aceite por hectárea, equivalentes a 3,9 y 3,8 toneladas de aceite, respectivamente; y en países como Guatemala, la media estuvo en 28 toneladas de fruto, equivalentes a 6,7 toneladas de aceite.

Mesa Dishington se refirió al estudio de la firma Mckinsey & Company, que menciona que en los últimos 50 años la economía global creció seis veces y que para alcanzar en los próximos 50 años esa misma dinámica, se requiere duplicar la tasa de crecimiento de la productividad mundial y triplicarla en países como Colombia.

Por ello, dijo el directivo de Fedepalma, la palma de aceite tiene grandes oportunidades para generar mayor valor agregado, dinamizar la economía de las regiones y jalonar el agro colombiano siempre y cuando enfrente adecuadamente esos desafíos en diferentes frentes para incrementar su productividad.

Para lograrlo, se requieren inversiones en adecuación de suelos, infraestructura de riego y drenaje, adopción de buenas prácticas agrícolas y empresariales, oportuna y adecuada fertilización, además de modernización de sus plantas de beneficio, con tecnología de punta para consolidar economías de escala y extracción de subproductos, de tal forma que las plantas realmente migren hacia un concepto de bio refinería.

La reciente situación de sequía generada por el Fenómeno del Niño en la zona Norte en mayor medida y en la Central, que en algunos cultivos redujo la productividad hasta en un 40 %, pone de presente también la necesidad de prepararse y hacer las inversiones requeridas para un adecuado manejo del agua como factor estratégico para incrementar la productividad, dijo el dirigente.

Se refirió también al tema sanitario por las afectaciones de pudrición del Cogollo en más de 40.000 hectáreas en Puerto Wilches (Santander) y Cantagallo (Sur de Bolívar) y cerca de 35.000 en Tumaco (Nariño), tareas que han sido minimizadas gracias al trabajo del Centro de Investigación en Palma de Aceite, Cenipalma que ha desarrollado cuatro programas de investigación: Biología y mejoramiento de la palma, Plagas y enfermedades, Agronomía, y Procesamiento.

 


Potenciado por Joomla!. Designed by: business hosting private label reseller Valid XHTML and CSS.

Find us on Facebook
Follow Us