fresh menu leftfresh menu right
Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Nómina de $22 mil millones para 367 empleados atiza polémica del Fondo del Ganado

 

Nómina de $22 mil millones para 367 empleados atiza polémica del Fondo del GanadoEl diario EL HERALDO de Barranquilla publicó en su edición del domingo 28 de febrero la lista parcial de 367 empleados que Fedegán contrató por $22.000 millones y que vuelve a poner en tela de juicio la acción administrativa de su presidente, José Félix Lafaurie en su pretensión de volver a recuperar recursos del Fondo Nacional del Ganado. Mientras el Gobierno señala que hay manejos indebidos, el dirigente ganadero insiste que es un caso de retaliación política.

En medio de la polémica por el cambio de administración del Fondo Nacional del Ganado, FNG, el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, ha mencionado entre las aparentes causas para relevar a la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, la “alta” nómina de 22 mil millones de pesos y los supuestos malos manejos administrativos.

En un documentado informe periodístico, Tomás Betín del Río, EL HERALDO tuvo acceso a los documentos que soportan las denuncias del ministro y sobre las que el presidente de Fedegán, el samario José Félix Lafaurie, insiste en que no tienen reparos de ningún tipo y que el asunto es “una persecución política”. www.amigosdelcampo.com publica la versión periodística del diario barranquillero.

La nómina anual del Fondo Nacional del Ganado suma 22.039 millones de pesos, y la componen 367 personas, de los cuales los altos cargos, que son 45, se llevan 6.585 millones (ver tabla anexa “Los mayores sueldos”). El Fondo tiene ingresos anuales por 70 mil millones de pesos y la comisión de administración para Fedegán era del 5 por ciento, es decir, unos 3.500 millones de pesos.

Como se ve, es una directiva asentada desde hace 10 a 20 años y, por ello, de acuerdo a una de las críticas del ministro Iragorri, y de cuestionamientos de la Contraloría, se duda de la democratización en estas altas esferas del Fondo, por lo que la cartera del campo expidió el pasado 6 de enero el Decreto 013 de 2016, cuyo objeto es modificar “los medios democráticos de elección de miembros de los órganos directivos de los fondos constituidos por contribuciones parafiscales agropecuarias y pesqueras, distintos de aquellos que representen a entidades públicas, de modo que se garantice la participación de los gravados con la cuota parafiscal respectiva”.

Esta normativa ordena, básicamente, que las elecciones se realicen previa convocatoria general a los gravados o afiliados, que son los 450 mil ganaderos colombianos, para que presenten candidatos o voten por los de su preferencia.

Ya desde 2013, el entonces ministro del ramo, Juan Camilo Restrepo, le había advertido a Fedegán que si quería seguir administrando el Fondo tenía que reformar sus estatutos para que hubiera una verdadera estructura democrática, como lo ordena la Corte Constitucional para cuentas como esta, ya que, según Restrepo, solo se permitía la participación del 10 por ciento de los afiliados.

“Ministros aprobaron”

En respuesta a esta crítica, Lafaurie dijo a EL HERALDO que el ministro Iragorri “vuelve, otra vez, a engañar al país” con respecto a la nómina y sostuvo que “es evidente” que “es el resultado de un largo proceso de incorporación de aquellas personas que, a lo largo de más de 20 años, se requirieron para cumplir por responsabilidades en materia sanitaria y por responsabilidades en materia de transferencia de tecnología a los ganaderos”.

En esta parte del pulso, el presidente de Fedegán señala que Iragorri “no le dice al país que esa nómina fue aprobada por el Ministerio de Agricultura, por los respectivos ministros de Agricultura, a lo largo de 22 años, y también engaña al país cuando no le dice que esa nómina representa menos del 18% del total del gasto de la parafiscalidad en Colombia”.

El Caso Fundagán

Al menos cuatro altos directivos del Fondo Nacional del Ganado hacen parte de la junta directiva y comité administrativo de la Fundación Colombia Ganadera, Fundagán, creada por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, cuya presidenta desde su nacimiento en 2006 y hasta 2014 fue la hoy representante a la Cámara del Centro Democrático María Fernanda Cabal, esposa del presidente de Fedegán, y que además se beneficia desde 2007 de los dineros del Fondo.

Fundagán, que ejecuta programas con el Fondo y fue creada, según su página web, para “que representara y defendiera los intereses colectivos de los ganaderos que han sido víctimas de la violencia en el país y de la población campesina que se encuentra en condición de vulnerabilidad”, tiene como presidente de su junta directiva a Alfonso Santana, jefe de la Oficina de Investigación Económica y Planeación del Fondo; y como integrantes del comité administrativo a los altos directivos del Fondo Guillermo Naar, Ricardo Cortés y Roberto Bruce Becerra.

Y de acuerdo con un informe del Fondo, conocido por este diario, en el Presupuesto Anual de Inversiones y Gastos dentro del Programa de Ciencia y Tecnología, que fue aprobado por la Junta Directiva del FNG, “existe un rubro específico que fue creado para atender los gastos relacionados con la ejecución de estos programas, denominado Apoyo Proyectos Fundagán, partida que será ejecutada directamente por el FNG”.

Se refiere el documento a “actividades de cooperación entre dichas entidades”, aprobadas por la junta directiva del 17 de diciembre de 2007 y ejecutadas en un convenio de cooperación del 30 de enero de 2008, por cinco años.

Luego, este convenio se prorrogó varias veces con distintos objetos, como por ejemplo, trabajar con pequeños productores, localización de áreas geográficas para el desarrollo de implementación de proyectos e identificación de comunidades vulnerables potenciales destinatarias de este tipo de programas.

“Sí lo son, y no es malo”

Lafaurie acepta que “muchos funcionarios” del Fondo del Ganado, como de Fedegán y ganaderos, “participan activamente en la Fundación “sin ánimo de lucro” para ayudar a “atender a miles de familias que en el país necesitan el apoyo de los ganaderos”. “Evidentemente es así y no creo que ninguno pueda sentirse incómodo con prestar un servicio gratuito a aquellos pequeños campesinos a los cuales se les regala una vaca preñada para que puedan mejorar su condición de vida o cuando se le regala un vaso de leche a niños para que tengan una vida mejor o cuando se atiende un ancianato con carne para que puedan mejorar su dieta”, justificó Lafaurie al explicar la relación entre empleados del Fondo y Fundagán.

Dijo que los empleados del Fondo “no son funcionarios públicos” y sostuvo que suponiendo que lo fueran “quién ha dicho que servir, quién ha dicho que tener una cultura caritativa, quién ha dicho que extenderle la mano amiga a quien lo necesita es malo. ¡Eso es bueno! Ojalá los del Ministerio de Agricultura, en vez de mirar como miran la Fundación, la miraran como un instrumento de apoyo a miles de familias del campo que a duras penas tienen ingresos para sobrevivir, para atender sus necesidades”.

 

Sobre que el Fondo Cafetero no tiene funcionarios y maneja más de un billón de pesos al año, José Félix Lafaurie insistió en que “miente el ministro” porque “no solamente tienen funcionarios, sino que todos los comités cafeteros son atendidos con los recursos del Fondo Nacional del Café”.

Sindicato de Jefes

El ministro Iragorri Valencia ha advertido, también, que “los empleados del Fondo se sindicalizaron a última hora, incluyendo los que ganan 15 millones de pesos”.

EL HERALDO conoció la misiva enviada el 4 de enero pasado al ministro, en la que el presidente y secretario de la Asociación Sindical de Empleados del Fondo Nacional del Ganado, Asofedegán, le informan que fundaron “en asambleas realizadas los días 29 y 30 de diciembre de 2015”, es decir, dos días antes del cambio de administración, la asociación sindical.

Y en efecto, como miembros del sindicato, que como se sabe es una asociación para la defensa y promoción de los intereses laborales, aparecen Santana, quien gana 15 millones de pesos; Díaz Rovert, con el mismo sueldo y Naar, a quien le pagan los mismos 15 millones de pesos, entre otros altos directivos con salarios incluso mayores.

Iragorri ha dicho que no ve con buenos ojos el hecho de que se sindicalicen empleados de un fondo parafiscal, que es una cuenta especial y que estudian con el equipo jurídico si es legal el hecho de haber armado un sindicato en el Fondo.

Lafaurie, aunque dijo que una explicación sobre la decisión de crear el sindicato deben darla los trabajadores, sostuvo que seguramente lo hicieron porque tiene miedo a la politización que el ministro quiere hacer en el fondo”.

Lo que ha dicho el ministro Aurelio Iragorri es que el Gobierno Nacional quiere “desparasitar” el Fondo, que los recursos que maneja le pertenecen a los 450 mil ganaderos del país: “Lo que me pregunto es qué ha hecho el gremio por los ganaderos del país con los 70 mil millones de pesos por año”, sentenció.

Para Lafaurie los argumentos del gobierno del presidente Juan Manuel Santos “son excusa” y calificó la decisión como un “golpe de mano que se da para restringir la expresión de un gremio” y alegó que el ganadero “ha sido un muro de contención frente a la falta de políticas e instrumentos para el sector agropecuario” y reafirmó que les están castigando porque cuestionan que el Gobierno “está conduciendo al país a un escenario crítico a propósito de unos diálogos que no van a ninguna parte; ¿o usted cree que a lo que asistió el país la semana pasada en Conejo (La Guajira) tiene alguna razón de ser?”.

Iragorri también ha cuestionado que siendo Fedegán administrador del Fondo, comprometió 70 mil millones de pesos, es decir, sus ingresos anuales, para respaldar un crédito de la compañía frigorífica Friogán, que entró a Ley 1116 o Ley de Quiebra, autorizada por la Superintendencia de Sociedades.

De hecho, la Contraloría reprochó que el Fondo se acogiera al régimen de insolvencia “para garantizar y avalar con recursos de la parafiscalidad deudas de un tercero como es el caso de Friogán”.

Friogán nació en 2006 agrupando cinco centrales de sacrificio y con la intención de establecer un monopolio en la industrialización de la carne. No obstante la empresa pasó de un pasivo de 7 mil millones a uno de 70 mil millones, fundamentalmente, por mala administración.

Frente a este asunto, el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes, dijo a medios de comunicación que actualmente se lleva un proceso de reorganización de Friogán, que además tiene deudas con la banca superiores a los 40.000 millones de pesos y posee cuentas por pagar con el Instituto para el Desarrollo de Antioquia por 19.281 millones y el Fondo Nacional del Ganado por 2.709 millones.

El Fondo, al adquirir el 78 por ciento de las acciones de Friogán, se convirtió en el garante de sus deudas, y por ende la banca tenía todo el derecho de recuperar esos recursos. Ahora, la Superintendencia de Sociedades tiene un plazo de cuatro meses para tomar una decisión al respecto.

“Nóminas politizadas”

Sobre la conformación de un sindicato por parte de los empleados del Fondo Ganadero cuando terminaba 2015 y a pocas horas de que el Gobierno nacional tomara la posesión, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, dice que no sabe de ese tema, aunque indicó que en Colombia existe el derecho constitucional de asociación, a sindicalizarse. “Tendrán que preguntarles a los funcionarios del Fondo Nacional del Ganado por qué lo hicieron ahora y no lo hicieron durante 22 años”, respondió sobre esa decisión “¿Será –agregó– que le tienen miedo a la politización que el ministro pretende hacer en el Fondo, como lo hizo con el ICA, el Incoder, como lo hizo con buena parte de instituciones que depende de él?”. Y lanzó, seguidamente, un dardo en su pugna con Iragorri: “Al ministro lo que le gusta son las nóminas para clientelizarlas, para politizarlas, y no para utilizarlas como instrumento de progreso y desarrollo del sector rural colombiano”.

Creación del Fondo Ganadero

El Fondo Nacional de Ganado se creó con la Ley 89 de 1993, para que recaudara las cuotas parafiscales del sector ganadero y lechero, e impulsara la comercialización y exportación de leche y carne, y ayudara a financiar inversión en infraestructura e investigación.

El sector agropecuario cuenta para su financiamiento con los fondos parafiscales de fomento que se encargan del manejo de los recursos provenientes de las contribuciones parafiscales agrícolas, pecuarias y pesqueras.

De acuerdo a un informe del ente de control fiscal en 2014, estos recursos representan menos del 10 por ciento de los dineros asignados al sector agropecuario en el Presupuesto General de la Nación. No obstante, los 15 fondos parafiscales existentes en el país, entre 2008 y 2012, administraron más de 10 billones de pesos, llevándose la mayor tajada el Fondo Nacional del Café, con 9,18 billones.

Los recursos de los fondos parafiscales, conforme a lo que establece la ley, se pueden destinar a investigación, transferencia de tecnología y asistencia técnica, adecuación de la producción, fomento de las exportaciones y comercialización.

 


Potenciado por Joomla!. Designed by: business hosting private label reseller Valid XHTML and CSS.

Find us on Facebook
Follow Us