fresh menu leftfresh menu right
Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Gobierno defiende a productores y aumenta aranceles a importaciones de leche en polvo
#

 

En contravía de los principios del libre comercio pero en defensa de la producción nacional por las incontroladas importaciones de leche en polvo desde Argentina por parte de la industria, el Gobierno decidió aumentar en un 98% por ciento el arancel del producto importado desde el país austral.El ministro Juan Camilo Restrepo, lamentó la “decisión extrema” y la justificó la decisión al señalar que su propósito es defender y plair el mal momento que viven por bajos ingresos y peores precios más de 400.000 productores colombianos en distintas regiones del país.

La decisión del Ministerio de Agricultura estableció un cupo de importación de 993 toneladas, al que le aplicará un arancel de 6,6 por ciento; a partir de ese volumen y hasta 1.957 toneladas pagará 20 por ciento y lo que supere esta cantidad será gravado con 98 por ciento.

La medida, que tendrá una vigencia inicial de 90 días, prorrogables hasta por dos años, se convirtió en el preaviso de otras decisiones que está estudiando la cartera de Agricultura relacionadas con el ingreso de leche en polvo y derivados lácteos procedentes de otros mercados de la región.

El funcionario le pidió a la Dian fortalecer y estrechar los controles, en tiempo real, de los contingentes acordados en los tratados de libre comercio y los analistas del mercado señalaron que aunque no hay nada anormal a simple vista es importante evaluar cuáles son las empresas que importaron “a chorros y sin contemplaciones” sin pensar en el daño que le están haciendo a sus fieles proveedores como son los ganaderos en distintas cuencas  lecheras de Colombia.

La medida de restringir las importaciones se suma a la decisión del Gobierno de garantizar los subsidios a la compra de café y a los sobrearanceles a calzado y confecciones, hechos que dejan entrever la vulnerabilidad de los productores colombianos en los escenarios de Libre Comercio, hechos que fueron advertidos en la administración del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, cuando diversas voces señalaron las dificultades de Colombia para moverse en las reglas del libre comercio.

En virtud de un acuerdo comercial, en el 2012 las importaciones desde Argentina del alimento mencionado se incrementaron, según las cifras oficiales, en más del 500 por ciento y solo entre enero y octubre del año pasado los inventarios del país superaron las 20.000 toneladas.

Un experto en el mercado de productos alimenticios, cercano a la Asociación Colombiana de Industriales, Andi, justificó la decisión de los empresarios señalando que lo que ha hecho las pasteurizadoras es abastecerse desde ahora a los momentos de dificultad que vivirá el país por cuenta de la sequía y falta de lluvias que vivirá el país a partir del segundo trimestre del año.

Dijo que si bien es cierto compraron leche barata, los costos de almacenamiento serán “incuantificables” y en este momento deberán comprar la leche a los ganaderos.

Igualmente, el apoyo monetario que le ha venido dando a los caficultores por cada carga de 125 kilos del grano, pues el sector ha sido fuertemente golpeado por la revaluación del peso, que le ha disminuido significativamente sus ingresos.

Otros renglones de la economía también están sintiendo los duros efectos de la apreciación del peso, que significa menos moneda nacional por cada dólar exportado y competir en el mercado interno con las importaciones abaratadas por la tasa de cambio, precios irrisorios y el contrabando técnico y abierto.

En la misma situación se encuentran los fabricantes de autopartes, productos plásticos, productores de azúcar, floricultores, entre otros, que reclaman medidas contundentes del Gobierno para combatir la revaluación y llevar el dólar a niveles no inferiores a 1.800 pesos.

El Ministerio de Comercio defendió la industria nacional de la competencia desleal a las importaciones de confecciones y calzado originarias de países con los cuales no hay tratados de libre comercio y que llegan al país a precios sorprendentemente bajos, particularmente de China y Vietnam.

Para las confecciones, el Gobierno redujo de 15 a 10 por ciento el arancel, pero les fijó un sobrearancel de 5 dólares por kilo e igual valor para cada par de calzado.

 


Potenciado por Joomla!. Designed by: business hosting private label reseller Valid XHTML and CSS.

Find us on Facebook
Follow Us